La historia detrás de la Plataforma Nacional de Transparencia

La PNT fue desarrollada por una empresa involucrada en un supuesto escándalo de sobornos. Todavía hoy presenta fallas en su funcionamiento.

La PNT fue puesta en marcha por el INAI el 5 de mayo de 2016. Este sistema pretendía reemplazar a todos los portales locales de acceso a la información (Infomex) para facilitar la realización de solicitudes de información y consulta de datos públicos. Es decir, habría solo una plataforma en lugar de 32 sistemas locales y uno federal.

Después de 21 días de operación en 2016, durante los cuales fueron reportadas fallas persistentes en el sistema, el INAI decidió detener la operación de la interfaz para realizar “pruebas de estrés”. Así lo reportó el diario digital SinEmbargo en ese entonces.

Desde que la primera versión de la PNT fue presentada, diversas empresas dedicadas al desarrollo web y grupos de la sociedad civil notaron que la PNT no es amigable con el usuario, lo que dificulta y limita el acercamiento de las personas que no saquen provecho de la información pública o la utilicen para trabajar, a pesar de que este proyecto ha estado enfocado en la utilidad para los ciudadanos desde su concepción. 

La primer versión de la PNT costó 19.6 millones de pesos pagados en dos etapas: 9.6 millones de pesos por un contrato adjudicado a las empresas Intellego SC y Dotted Cloud S.A. de C.V y 10 millones de pesos a la empresa IDS Comercial, S.A. de C.V . 

En ambos procesos de contratación, las tres empresas fueron las únicas competidoras y los contratos fueron otorgados a la que obtuvo un puntaje mayor en cada caso. 

Intellego SC es una empresa mexicana que en 2008 estuvo involucrada en una supuesta trama de sobornos entre Hewllet Packard (HP) y Petróleos Mexicanos (Pemex). 

Los hechos fueron dados a conocer en 2014, cuando Intellego fue señalada en una investigación de la Comisión de Valores de Estados Unidos (U.S. Securities and Exchange Commission, SEC). De acuerdo con los documentos de la SEC, Intellego habría fungido como intermediaria para el pago de sobornos de HP a Pemex con la finalidad de que la empresa multinacional obtuviera un contrato con la petrolera mexicana.

Los directivos de Intellego se deslindaron de las acusaciones ese mismo año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *