Cuauhtémoc Cruz, del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana Puebla, habla sobre su experiencia al realizar solicitudes de información y cómo algunas fueron bloqueadas por funcionarios públicos.

Cuauhtémoc Cruz es comunicólogo. Hoy en día trabaja en el área de Comunicación del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana de Puebla. De 2012 a 2018 estuvo al frente del Observatorio de Transparencia “Con los ojos abiertos”, en la misma universidad.

En este #StoryTime, Cuauhtémoc Cruz relata algunos episodios de los procesos de petición de información pública que ha vivido a lo largo de su carrera y cómo ha superado las trabas burocráticas.

“En una reunión, un ex funcionario nos dijo que admiraba nuestro trabajo porque cuando mandábamos solicitudes, sus jefes les ordenaban (al personal de la Unidad de Transparencia) que encontraran la manera de no contestar o de ‘darle la vuelta'”, cuenta Cruz.

Este episodio fue clave para que comprendiera que, a veces, las respuestas de inexistencia de la información o la dificultad para tener acceso a ella, se deben a órdenes de altos mandos de las dependencias públicas.

Cruz también narra que una dependencia estatal respondió a una solicitud de información y adjuntó las capturas de pantalla de correos electrónicos en los que funcionarios públicos ordenaban pedir la ampliación de plazo aunque tenían la información antes de que transcurrieran los 10 días hábiles que la ley señalaba para responder las solicitudes.

“Nunca nos quedó claro si fue un error (…), yo creo que no, creo que tuvimos un aliado para decirnos que algo no estaba bien y ahí estaban las pruebas”, dice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *