El miércoles 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al nuevo coronavirus o COVID-19 como una pandemia mundial. ¿Qué significa esto? ¿Todo el mundo está en peligro?

Una pandemia es “la propagación mundial de una enfermedad” que causa “brotes en por lo menos un país, y se ha propagado a otros países con patrones de enfermedad consistentes indicando que una seria morbilidad y mortalidad son probables en al menos un segmento de la población”, de acuerdo con la Organización Mundial de la Saluds (OMS)

¿Por qué el coronavirus es una pandemia? El virus ha llegado a 114 países y, hasta el miércoles, habían sido registrados 127 mil casos y cuatro mil 718 muertes, según información de la Universidad John Hopkins

Pero el hecho de que sea una pandemia no quiere decir que todo el mundo se va a contagiar ni que ya no hay manera de revertir la situación. La misma OMS reconoce que, a pesar de que es la primera vez que un coronavirus se convierte en pandemia, esta es controlable. 

¿Por qué? Porque hasta ahora 90 por ciento de los casos han sido registrados en cuatro países: China, Corea del Sur, Irán e Italia. No obstante, en China y Corea los casos han disminuido de manera drástica. 

Esto no quiere decir que el virus desaparecerá por sí mismo. Es necesario que tanto los  gobiernos como las personas pongan en marcha medidas de prevención y control. 

Cómo ha evolucionado el coronavirus

El nuevo coronavirus (o COVID-19) surgió a finales de diciembre en la ciudad de Wuhan, en China, y fue anunciada a mediados de enero de manera mundial. 

Después, el virus se propagó a países como Hong Kong, Japón, Corea y Singapur, en donde el aumento de los casos fue paulatino. Sin embargo, en países como España, Francia e Italia el incremento de casos fue exponencial. Esto sucedió porque, por ejemplo en España, la prueba de Coronavirus solo era aplicada a personas que habían viajado a países en donde existía el virus o que habían tenido contacto con personas infectadas, pero el protocolo cambió y la prueba se le empezó a practicar a personas con neumonía de origen desconocido, por lo que los casos aumentaron de manera considerable. 

Pandemia de Coronavirus en México

Hasta el jueves 12 de marzo, en México había 12 casos positivos de Coronavirus en cinco estados: Ciudad de México (5), Estado de México (2), Querétaro (2), Coahuila (1), Puebla (1) y Chiapas (1), de acuerdo con la Secretaría de Salud.

También, hasta ahora, una persona se ha recuperado del virus: un hombre de 41 años cuyo contagio fue anunciado el 27 de febrero. El 2 de marzo -cuatro días después-, la secretaría de Salud estatal anunció que el paciente ya no presentaba síntomas, por lo que le habían dejado de administrar medicamentos. 

La mitad de los mexicanos que han contraído el virus estuvieron en Italia, una cuarta parte, en España, 16 por ciento en Estados Unidos y de ocho por ciento no se tiene información. 

¿Por qué México no toma las mismas medidas que China, Italia o Estados Unidos?

En México hay 13 casos confirmados, de acuerdo con la Secretaría de Salud. Todos los contagios son casos importados, lo que quiere decir que, hasta ahora, no hay registro de contagios en México, sino personas que fueron a otros países y ahí les fue transmitido el virus. Esto no quiere decir que dichos casos no existen en México, solo que -tal vez- aún no están registrados de manera oficial. 

Al día de hoy, en China hay 80 mil casos; en Italia, 12 mil y en Corea del Sur, 10 mil. En españa, por ejemplo, hay dos mil y en Japón, 600. 

¿Cómo evolucionaron los contagios en estos países? En Italia al principio hubo alrededor de 70 diagnósticos diarios. En una semana, la cifra pasó a 500 diarios y, después, a mil 700. En China, durante la última semana de enero, se empezaron registrando 100 contagios diarios y la cifra alcanzó los 15 mil brotes al día. 

Las autoridades mexicanas no han puesto en marcha medidas como al aislamiento de comunidades o ciudades, la prohibición de la entrada al país a extranjeros ni el cancelamiento de eventos masivos. 

Sin embargo, el subsecretario de Salud, Hugo Gatell, dijo que la transmisión podría entrar en la etapa 2 hacia finales de marzo. Esto significa que el número de casos confirmados aumentaría de manera considerable. En este momento, de acuerdo con el funcionario, serían instalados filtros en escuelas, oficinas y otros lugares públicos. Después de esta fase, vendría la fase epidémica. 

Sin embargo, sí es posible hacer algo desde ahora. El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) publicó esta gráfica sobre el método de “aplastar la curva”. 

Esto consiste en disminuir el ritmo de contagio del virus. Para hacerlo, es necesario limitar el contacto entre personas para limitar los contagios y evitar saturar el sistema de salud. Las personas que presenten los síntomas o que hayan sido diagnosticadas y no deban ser internadas en el hospital, deben permanecer en su casa para evitar que el virus sea contagiado 

Esto no quiere decir que limitar el contacto ayudará a prevenir la enfermedad, sino a que los casos no crezcan de manera exponencial y así, el sistema de salud pueda atender los casos de manera correcta. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *