La cuarentena por COVID-19 ha cambiado la vida de las personas en todos los aspectos. Las mascotas no son la excepción. Al vivir con humanos, los perros también experimentan estos cambios. ¿Cómo prepararlos para el inicio de la “nueva normalidad?

La cuarentena por la pandemia de COVID-19 también ha alterado la vida de los perros. ¿Cómo asegurar que la calidad de vida de los animales de compañía no sea afectada? ¿Cómo prepararlos para el momento en que las personas deban regresar a su trabajo, lejos de ellos otra vez? 

En 57 de cada 100 hogares mexicanos hay una mascota, de acuerdo con el Inegi. Los perros son las mascotas más comunes: 85 por ciento de los hogares con animales de compañías reportan tener perros. 

Abbey Reed y Milanka Ratkovich , entrenadoras de perros, hablan sobre cómo el comportamiento de los perros puede cambiar durante la cuarentena, cómo cuidar a las mascotas durante este tiempo y cómo prepararlos para el regreso de las personas al trabajo. 

Ansiedad por separación en perros después de la cuarentena por COVID-19

La ansiedad por separación es un estado de alerta máxima provocado en el perro por no saber cómo estar solo. “Como nunca aprendieron a quedarse solos, piensan que es algo malo, entonces tratan de evitar quedarse solos ladrando, chillando o destruyendo cosas porque cuando lo hacen, nosotros les prestamos atención”, explica Mila.

Si esos comportamientos no son trabajados en cuanto se presentan, pueden escalar y por eso los perros se vuelven destructores. Mila explica que “como eso les funcionó en el pasado, van a seguirlo intentando hasta que les funcione”.

Después de la cuarentena por COVID-19, este es uno de los problemas que los perros podrían presentar por haberse acostumbrado a estar todo el día con las personas y cambiar su rutina de manera abrupta.

Consejos para el regreso a la “normalidad”

Para hacer el proceso de regreso a la “normalidad” menos abrupto, Abbey y Mila recomiendan poner en marcha algunas medidas desde ahora.

  • Mantener la rutina: Para los perros es importante tener una rutina fija. En la medida de lo posible, procura mantener horarios estables para las actividades del día.
  • Simular que te vas: Sal de tu casa por algunos minutos para que tu mascota sepa que estar solo no es un peligro y que regresarás después de algún tiempo.
  • Dejarlo solo a propósito: Establece horarios a lo largo del día durante los cuales tu perro deba quedarse solo en el patio o en una habitación.
  • Mantenlo ocupado: Durante el tiempo que deba estar solo, dale un “trabajo” (puede ser un juguete relleno de comida, croquetas esparcidas en el suelo o cualquier otra actividad que sea segura y le dé algo que hacer durante un largo periodo de tiempo.

¿Por qué preocuparnos por las mascotas después de la cuarentena?

Abbey dice que debemos recordar que antes los perros eran utilizados por las personas para trabajar. Tal vez esa no sea la situación ahora, pero su predisposición genética hace necesario que utilicen toda su energía durante el día. Si los dueños no les garantizan el ejercicio y las actividades necesarias, los perros enfocarán su atención en actividades como destruir objetos dentro de la casa.

“El perro no eligió estar contigo, tú lo elegiste”, dice Mila. Para la entrenadora, los dueños de perros deben procurar que sus mascotas tengan la mejor calidad de vida posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *