El gobierno federal gastó 247 millones de pesos en septiembre para atender la pandemia de #COVID19, la inversión más baja desde marzo

Desde que la pandemia por COVID-19 fue declarada emergencia sanitaria, el gobierno federal de México ha celebrado tres mil 722 contratos por siete mil 509 millones de pesos para adquirir bienes, servicios y obras que le permitan atender la contingencia. De estos, 249 contratos iniciaron en septiembre y esta inversión federal contra la pandemia suma 247 millones de pesos.

Septiembre es el mes en el que iniciaron la menor cantidad de contratos relacionados con la enfermedad generada por el virus SARS-CoV-2 desde que la pandemia fue declarada emergencia sanitaria (en marzo pasado).

Esta es la información que el gobierno federal ha publicado en CompraNet, el sistema electrónico de información pública gubernamental sobre adquisiciones, arrendamientos, servicios y obras públicas para encontrar los procesos de contratación relacionados con la respuesta del gobierno federal a la pandemia de COVID-19. 

Estos contratos están disponibles para su consulta y visualización en el micrositio Compras COVID, desarrollado por Serendipia con la colaboración de PODER, en donde es posible filtrar la información por palabra clave, conocer el monto mínimo y el monto máximo de estos contratos, y consultarlos por tipo de procedimiento, por proveedor y por institución compradora. La información mostrada en el micrositio, en la que está basada esta nota, está actualizada al 12 de octubre de este año. 

Las cinco empresas con los mayores montos en septiembre

Durante septiembre, el gobierno federal inició 249 contratos por 247 millones de pesos para atender la emergencia sanitaria de COVID-19. 76 por ciento de este monto le fue adjudicado a cinco empresas por medio de 8 contratos, 6 de ellos otorgados por adjudicación directa y 2 por invitación a tres personas.

Creatividad y Espectáculos, Capital Humano Integral para el Mejoramiento de tu Negocio, Prosalud G4,  Gadmar y Comerciazmart son las cinco empresas que firmaron contratos millonarios con el gobierno federal para atender la contingencia sanitaria en septiembre.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) celebraron contratos para adquirir servicios que ya habían comprado en abril y mayo debido al alargamiento de la contingencia sanitaria.

CREA obtuvo 61.94 por ciento de la inversión federal contra la pandemia del mes : 153 millones 47 mil 806 pesos. Esta empresa firmó un contrato con vigencia de dos meses por 114 millones 947 mil 844 pesos sin I.V.A. por el Servicio integral de unidad de expansión COVID-19 en el Autódromo Hermanos Rodríguez que fue encomendado por el Instituto Méxicano del Seguro Social. CREA había celebrado otro contrato por el mismo objeto en mayo con una vigencia de tres meses y un monto total de 301 millones 724 mil 137 pesos sin impuesto al valor agregado (IVA). 

Además, CREA celebró un segundo contrato durante septiembre para brindar el servicio integral del centro de convalecencia de COVID-19 en Ciudad Valles, San Luis Potosí, a cambio de 44 millones 195 mil 955 pesos. Esta es la segunda mayor inversión federal contra la pandemia de septiembre.

La empresa Capital Humano Integral para el Mejoramiento de tu Negocio, S.A. de C.V. tiene un contrato por 6 millones 750 mil pesos por dar servicios médicos y de enfermería para los centros de asistencia social del DIF. Este es el segundo contrato que el DIF celebra con esta empresa para adquirir el mismo servicio, en abril pagó tres millones 879 mil 310 pesos sin I.V.A y el contrato finalizó en julio. 

Debido a que los contratos no están disponibles en CompraNet ni en la Plataforma Nacional de Transparencia, no es posible conocer la cantidad de personal contratado por el DIF. Sin embargo, los datos del contrato como las fechas de inicio y fin, el importe y partes involucradas permiten conocer que los precios se duplicaron y triplicaron por tan solo un mes más de servicios. 

El DIF también solicitó a Capital Humano Integral para el Mejoramiento de tu Negocio, S.A. de C.V.  el servicio de cuidadoras y cuidadores para sus centros de asistencia social en un contrato por tres millones 120 mil pesos. La empresa ya le vendió este servicio al DIF por 862 mil 068 pesos sin I.V.A en un contrato del 11 de mayo al 21 de julio.

Por su parte, el Instituto Mexicano del Petróleo necesitaba salvaguardar la salud de su personal con el regreso gradual de sus actividades, por lo que compró cubrebocas, gel antibacterial, guantes, monitores de temperatura corporal y termómetros infrarrojos, oxímetros, pruebas rápidas y de laboratorio para COVID-19, servicios de sanitización de oficinas, edificios, laboratorios, talleres, pasillos de áreas comunes más el servicio de colocación de cestos especiales y recolección de residuos sanitarios.

La encargada de brindar dichos suministros y servicios fue la empresa Prosalud G4 S. de R.L. de C.V. a cambio de ocho millones 120 mil pesos

La cuarta empresa en celebrar contratos con mayor importe en septiembre fue Gadmar, S.A. de C.V., quien le vendió al Instituto del Seguro Social (IMSS) envases de tocilizumab, enoxaparina y propofol (medicamentos) por tres millones 616 mil 500 pesos mediante dos contratos vía adjudicación directa.

Por último, Agua y Saneamiento de Toluca celebró un contrato con la empresa Comerciazmart, S.A. de C.V. por 770 mil pesos para adquirir cinco mil mascarillas N-95. 

Agua y Saneamiento de Toluca compró cubrebocas a 154 pesos cado uno

Agua y Saneamiento de Toluca compró cinco mil mascarillas N-95 por 154 pesos cada una a Comerciazmart, S.A. de C.V., por lo que pagó 770 mil pesos. El precio unitario de estos productos es casi tan alto como el de los cubrebocas que adquirieron el IMSS (175 pesos) y el ISSSTE (195 pesos), en los primeros meses de la pandemia.

Esta compra incluso rebasa los 145 y 150 pesos que el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) pagó por cada cubrebocas el 30 de abril y el 30 de mayo, un sobreprecio.

Serendipia consultó al INAI sobre su decisión de compra. El Instituto respondió que “se llevó a cabo un estudio de mercado, del cual solo el proveedor seleccionado pudo comprometerse a contar con el producto y cumplir las fechas de entrega”.

Agua y Saneamiento de Toluca adquirió las mascarillas en un contrato por tres millones 853 mil 752 pesos con  Comerciazmart, S.A. de C.V. que también incluye 50 mil guantes de látex, cuatro mil 500 caretas, cuatro mil 500 overoles blancos desechables y 56 termómetros infrarrojos como protección sanitaria de su personal operativo.

One Comment Add yours

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *