Jugadores de la selección Sub 17 del Club América publicaron un video en redes sociales en el que bailan la canción del performance feminista “un violador en tu camino” mientras se ríen.

Jugadores de la selección Sub 17 del club América se burlan del performance feminista “Un violador en tu camino”. El video fue publicado en redes sociales.

El club América publicó un comunicado en el que dice que va a investigar los hechos, que se sienten apenados y que iniciarán un proceso de capacitación en prevención de la violencia de género. 

Uno de los jugadores, Omar Lomelí, publicó otro comunicado en el que dice que ofrece sus disculpas “a los que se hayan ofendido por dicho material”, que acatarán las medidas que el club tome y que se compromete a asistir a talleres de feminismo. Además, que esta experiencia le servirá para no ser irresponsable. 

Cuando las mujeres bailan esta canción, lo hacen para exigir que la violencia en su contra cese, que las agresiones sean castigadas.

Pero, ¿qué pasa con el video en el que jugadores Sub 17 América se burlan de este performance feminista?

Cuando estos jugadores bailan, lo hacen para “pasarla bien” a costa de las mujeres, una vez más. De las mujeres violadas, asesinadas, las que no pueden salir de su casa sin elegir cómo vestirse, a ver si así no las acosan, las que no pueden caminar por la calle en donde alguien las acosó, de las familias de las víctimas de feminicidio. A costa de todas ellas, los jugadores tenían que reírse durante, ¿qué, dos minutos, cinco?

Hay personas que piensan que ofenderse por que los jugadores Sub 17 del Club América se burlaron del performance es demasiado, que pensar que lo que hicieron estos jugadores está mal es ser demasiado políticamente correctos, que los adolescentes solo se estaban expresando y criticarlos es limitar su derecho a la libertad de expresión. 

También hay personas que consideran que esto es hacerle promoción a la campaña (como si fuera la campaña de una marca), que se trata solo de una parodia, de una forma de divertirse, y que criticarlos es otra forma de demostrar el odio de las mujeres hacia los hombres.

Por último, hay personas que creen que el verdadero error de estos jugadores fue publicar el video. 

Vamos a ver. Esta es la letra de la canción.

“El patriarcado es un juez, que nos juzga por nacer y nuestro castigo es la violencia que no ves”.

La violencia de género está fundamentada en ideas muy sencillas: las mujeres son menos que los hombres; las mujeres existen para servir a los hombres; si las mujeres no les sirven a los hombres, deben ser castigadas; los hombres pueden hacer lo que quieran con las mujeres. Esto es así por el simple hecho de ser mujeres, por nacer. Y es así como se gesta la violencia a la que las mujeres nos enfrentamos todos los días y muchos hombres deciden no ver. 

“El patriarcado es un juez, que nos juzga por nacer y nuestro castigo es la violencia que ya ves”.

En esta parte, el performance está apostando a que quienes lo ven ya se están enterando de la violencia que existe en contra de las mujeres. 

“Es feminicidio. Impunidad para el asesino. Es la desaparición. Es la violación”

Todos estos son delitos de los que las mujeres son víctimas solo porque son mujeres. Los hombres también son asesinados, sí; también desaparecen y también son violados. No obstante, la proporción de hombres violados es mucho menor a la de mujeres y los asesinatos de hombres no están basados en razones de género.

“Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía”

Esta es, quizá, la parte más popular de la canción. Y qué triste. Esta parte existe porque aquí y en todo el mundo, lo más común es argumentar que  la violación, las agresiones y los feminicidios son culpa de las víctimas: “mira cómo iba vestida”, “¿para qué sale sola?”, “¿por qué toma un taxi sola?”, “ve cómo se maquilla”, y un largo etcétera. Esta estrofa busca recordarles a las mujeres que la culpa nunca es suya, que ella no está provocando lo que le pasa. 

“El viadolar eras tú. El violador eres tú. Son los policías, los jueces, el Estado, el presidente”

Esta parte toma la culpa de la estrofa anterior y la transfiere de la víctima a los agresores, al violador, a los policías, los jueces y el Estado que revictimizan, que actúan como abogados de los agresores y disculpan sus acciones, que cuestionan a las víctimas en lugar de ayudarlas. 

Y entonces, ¿por qué es molesto que jugadores Sub 17 América se burlan de performance feminista?

¿Que es su derecho expresarse? Sí, claro. Pero, ¿qué están expresando al bailar y reírse mientras la canción suena? Están ridiculizando una canción de protesta y todos, todos los derechos terminan en donde otros derechos empiezan. Los jugadores pueden expresarse, por supuesto, pero, ¿burlarse de mujeres agredidas, violadas y asesinadas?

¿Su error fue publicar el video? No. Esto solo hizo evidente lo que pasa piensan jóvenes y adultos en México: que “no es para tanto”, “que nada más es una canción”. Bueno, pues detrás de esa canción hay mujeres violadas y asesinadas, literalmente. No es una canción que alguien haya escrito para divertirse.

Que son muy jóvenes y solo se están divirtiendo. Pues sí, todos hacemos tonterías a cualquier edad, pero sobre todo cuando somos jóvenes. Solo que no todos bailamos semidesnudos al son de “la culpa no era mía ni dónde estaba ni cómo vestía”. 

Son muy jóvenes, son menores de edad y no deben ser juzgados por sus errores. ¿Saben quiénes también son muy jóvenes? Las niñas y adolescentes que se embarazan por error o por violación, pero ellas sí son, casi siempre, obligadas a seguir adelante con el embarazo y a dar a luz. 

Parece que hay de errores a errores. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *