El 28 de enero es conmemorado el Día internacional de la protección de datos personales. ¿Qué son los datos personales? ¿Quién los protege? ¿Por qué son importantes?

El 28 de enero de 1981 fue adoptado el Convenio número 108 del Consejo de Europa para la protección de las personas con respecto al tratamiento automatizado de datos de carácter personal. Es por esta razón que el 28 de enero de cada año es conmemorado el Día internacional de la protección de datos personales.

Pero, ¿a qué se refiere ese término? ¿Qué información es un dato personal y por qué es necesario protegerlos?

¿Qué son los datos personales?

El término datos personales se refiere a toda la información que identifica, hace identificable y distingue a una persona de las demás. Es posible clasificarlos de la siguiente manera, de acuerdo con el manual “El ABC de los datos personales“, de la Conferencia Mexicana para el Acceso a la Información Pública:

  • De identidad: nombre, dominio, teléfono, RFC, CURP, fecha de nacimiento, nacionalidad, edad, estado civil origen étnico y racial, lengua materna, correo electrónico y contraseñas.
  • Laboral: institución o empresa en donde trabaja una persona, cargo, domicilio, correo institucional, teléfono institucional.
  • Patrimoniales: sueldo, impuestos, créditos, tarjetas de débito, Afore.
  • De educación: escuelas a las que asistió la persona, calificaciones, títulos obtenidos, cédulas, certificados, diploma.
  • Ideológicos: religión, preferencia política, afiliación política o sindical, participación en organización.
  • De salud: estado de salud, historial médico, estudios clínicos, enfermedades, tratamientos médicos, medicamentos, alergias, condición psicológica o psiquiátrica.
  • Características físicas: tipo de sangre, ADN, huella digital, registro de voz, imagen, color de cabello, señas particulares.
  • Íntimos: preferencias y hábitos sexuales.

¿A quién le pertenecen los datos personales?

Cada persona es dueña de sus datos. En ocaciones es necesario que se los proporcione al gobierno o a alguna institución para realizar algún trámite u obtener un bien o servicio, pero la o el ciudadano siempre tiene la tutela de sus datos.

Para que un tercero pueda utilizar los datos de una persona, es necesario que exista consentimiento expreso del dueño o dueña de estos.

En el caso de los trámites gubernamentales o particulares para los que es necesario proporcionar estos datos, el Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información Pública (INAI) es el encargo de vigilar que la información de los ciudadanos sea protegida y utilizada de la mejor manera.

Los derechos ARCO (o cómo proteger tus datos personales)

El artículo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece que “toda persona tiene derecho a la protección de sus datos personales, al acceso, rectificación y cancelación de los mismos, así como a manifestar su oposición, en los términos que fije la ley, la cual establecerá los supuestos de excepción a los principios que rijan el tratamiento de datos, por razones de seguridad nacional, disposiciones de orden público, seguridad y salud públicas o para proteger los derechos de terceros”.

De esta manera, los derechos ARCO se refieren a que todas las personas pueden:

  • Acceder a los datos que particulares o autoridades posean de la persona.
  • Rectificar esos datos cuando sean inexactos o incorrectos.
  • Cancelar su uso si resulta inadecuado, innecesario o irrelevante para la autoridad o el particular que los tenga.
  • Oponerse a cualquier forma de tratamiento de sus datos personales.

Este es un derecho que todos los ciudadanos mexicanos pueden hacer valer aunque hayan proporcionado sus datos de manera voluntario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *