La FGR dio a conocer la identificación de un resto óseo perteneciente a Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, uno de los 43 jóvenes normalistas de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos el 26 de septiembre de 2014.

La Fiscalía General de la República (FGR) dio a conocer la identificación de piezas óseas pertenecientes a Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, uno de los 43 normalistas de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero, desaparecidos el 26 de septiembre de 2014.

Los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. Imagen: Serendipia

“Ha sido identificado un resto humano perteneciente a una de las víctimas. Éste, además, no fue tirado ni encontrado en el basurero de Cocula ni en el Río San Juan, tal y conforme a la versión que pública y judicialmente sostuvo la anterior administración”, dijo Omar Gómez Trejo, titular de la Unidad para el Caso Ayotzinapa de la FGR en un mensaje a medios el 7 de julio.

Durante este mensaje, Gómez Trejo dijo que “del 21 al 29 de noviembre de 2019 se hizo la búsqueda en el municipio de Cocula, Guerrero, en la Barranca de la Carnicería, Ejido de Cocula”, y aclaró que este lugar no es el basurero de Cocula.

La confirmación genética de la FGR fue corroborada por el Instituto de Genética de la Universidad de Innsbruck, en Austria, el 19 de junio pasado. “Los resultados de Innsbruck fueron analizados por el Equipo Argentino de Antropología Forense, que concluyó de forma coincidente que una de las piezas óseas pertenece a Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, correspondiente a una extremidad inferior”, dijo Gómez.

El fiscal especial del caso informó el hallazgo a la familia de Christian Alfonso Rodríguez Telumbre el 5 de julio pasado en Tixtla, Guerrero.

Además, dijo el titular de la Unidad para el Caso Ayotzinapa, el expediente del caso había información sobre la zona que “no se había agotado, lo que deberá establecerse una serie de deslindes a las responsabilidades a que haya lugar”.

El Caso Ayotzinapa durante el sexenio de Peña Nieto

Entre el 26 de septiembre de 2014 y el 30 de abril de 2016, primero la Fiscalía de Guerrero y después la entonces Procuraduría General de la República (PGR) realizaron, en total, mil 359 actuaciones que incluyeron operativos de búsqueda, toma de declaraciones, análisis de muestras genéticas, reuniones con los padres de los normalistas y aprehensiones. 582 días naturales transcurrieron entre ambas fechas.

En promedio, fueron realizadas 2.33 acciones al día para resolver la investigación a la que el Gobierno federal se refiere como “la más grande de los últimos tiempos”.    

Acciones realizadas por la PGR en la investigación de Iguala entre octubre de 2014 y abril de 2016. Visualización: Serendipia

El “Informe del Caso Iguala. Estado que guarda la investigación de los hechos del 26 y 27 de septiembre de 2014, en Iguala, Guerrero”, publicado por la PGR el 8 de junio de 2016, está basado en la averiguación previa del caso, cuya versión pública fue liberada también por la PGR y consta de 139 mil 798 hojas disponibles para su consulta en formato digital en el sitio web del organismo. Esta es la única fuente que permite obtener esta información porque desde el 8 de junio de 2016, la PGR no hizo público otro documento de esta naturaleza, no actualizó la versión pública de la averiguación previa ni publicó más información por medio de los mecanismos de transparencia.

Serendipia sistematizó actuaciones consignadas en el documento fueron organizadas en una base de datos. Así fue posible visualizarlas en visualizaciones. El recuento de las actuaciones es una porción del documento, que también incluye detalles en los que la versión oficial y la de los padres de los normalistas no coinciden. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *