El IMSS reporta que se perdieron un millón 117 mil 584 empleos afiliados a este instituto en cinco meses de emergencia sanitaria por COVID-19.

Durante julio, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) registró tres mil 907 empleos perdidos, con lo que durante la emergencia sanitaria por COVID-19 en México se han perdido 1.1 millones de empleos formales.

El IMSS cerró julio de 2020 con 19 millones 495 mil 952 puestos de trabajo registrados, lo que representa una disminución de tres mil 907 afiliados en comparación con junio y un millón 117 mil 584 empleos perdidos desde marzo.

En 2019, de marzo a julio el IMSS reportó 85 mil 386 empleos generados mientras que en el mismo periodo de 2020 se dieron de baja un millón 117 mil 584 trabajadores.

De los puestos de trabajo registrados a julio de 2020, el 86.5 por ciento es de trabajadores permanentes y el 13.5 por ciento de eventuales. Durante julio, los trabajadores permanentes afiliados al IMSS crecieron mientras que los eventuales disminuyeron.

En los últimos doce meses los puestos de trabajo agropecuario, servicios sociales y comunales y electricidad han crecido. El crecimiento de julio de 2019 a julio de 2020 del primero es del 2.5 por ciento, del segundo es del 2.4 por ciento y del tercero es 0.7 por ciento.

Estos 19 millones 495 mil 952 empleados asegurados al IMSS cotizan, en promedio, un salario base de hasta 405 pesos.

Por otro lado, en julio hubo un millón mil 315 patrones registrados. 231 mil 974 personas se afiliaron voluntariamente al Seguro de Salud para la Familia. Además, 196 mil 121 personas están aseguradas a través de la Continuación Voluntaria del Régimen Obligatorio.

Por último, 23 mil 728 personas trabajadoras del hogar se afiliaron en julio de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *