El 6 de agosto, la Secretaría de Salud reporta 50 mil 517 muertes por COVID-19 en el país.

A cuatro meses y medio de la primera muerte por COVID-19 registrada en México, el país acumula 50 mil 517 defunciones por esta enfermedad, de acuerdo con el reporte dado a conocer por la Secretaría de Salud (SSa) el 6 de agosto.

La epidemia de COVID-19 empezó el 27 de febrero en México, cuando fue confirmado el primer caso de la enfermedad en la capital del país.

La primera muerte por COVID-19 fue registrada el 18 de marzo. Se trató de un hombre de 41 años con diabetes que asistió a un concierto en el Palacio de los Deportes seis días antes de presentar síntomas, duró 11 más con síntomas antes de sufrir una falla generalizada de los órganos.

Desde entonces, el récord de fallecimientos en un mismo día por esta enfermedad en México es de 649 personas, que fue el 6 de julio. La última semana de ese mes fallecieron tres mil 698 personas debido a la COVID-19.

CDMX, a la cabeza en tasa de muerte por COVID-19

La Ciudad de México está a la cabeza en cuanto a la tasa de muerte por COVID-19 con 104 fallecimientos por cada 100 mil habitantes debido a esta enfermedad.

Tabasco está en segundo lugar con muertes por cada 100 mil habitantes, seguido por Baja California, Sinaloa y Quintana Roo con alrededor de 80 personas falleciendo por cada 100 mil.

En la cola de la tasa de muertes por COVID-19 se encuentra Michoacán, con 18 muertes por cada 100 mil habitantes.

Desde que llegó la enfermedad a México, 122 mil 370 personas han sido hospitalizada, de las cuáles 44 mil 99 ya fallecieron. Esto es, por cada 100 personas hospitalizadas debido a la COVID, 36 mueren.

Al 5 de agosto, hay 456 mil 100 casos detectados por la Secretaría de Salud (SSa) y 10.90 por ciento de las personas diagnosticadas con COVID-19 han fallecido.

Discrepancias en las cifras

En México hay varías instituciones que se encargan de llevar un registro de la mortalidad del país, entre ellas están el Registro Nacional de Población, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía y la Secretaría de Salud.

Durante los primeros tres meses de la pandemia por COVID-19 en México, el Sistema de Seguimiento Epidemiológico de la CDMX reportaba principalmente los casos de fallecimientos donde se habían realizado una prueba que resulte positiva de COVID-19.

Los datos también pueden variar si se toman en cuenta los datos sobre muertes por neumonías atípicas y virales o las actas de defunción relacionadas con COVID-19 del Registro Civil.

Para evitar un subregistro de muertes el gobierno de la CDMX creó la Comisión Científico Técnica para el Análisis de la Mortalidad por COVID-19, la cual se encarga de analizar defunciones en la capital para “conocer con criterios científicos y técnicos, el número de decesos por sospecha, probabilidad o confirmación de COVID-19”, establece su tarjeta informativa.

La base de datos abiertos de casos de COVID-19 que la SSa actualiza de manera diaria contiene cuatro variables de fecha: la fecha de actualización, la fecha de ingreso, la fecha de síntomas y la fecha de defunción. Y, aunque la información debería ser actualizada en tiempo real, la realidad es que los funcionarios sanitarios estatales tardan días en actualizar la base de datos. Es por eso que las muertes reportadas en la conferencia de la SSa no necesariamente corresponden con los fallecimientos ocurridos en un mismo día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *