El SAT condona miles de millones de pesos, la mayoría a grandes empresas, sin explicar por qué

De 2015 a 2017, el SAT les condonó seis mil 724 millones 114 mil 833 pesos a cuatro mil 576 contribuyentes. Cinco empresas concentran 52 por ciento del total y el órgano desconcentrado de la SHCP se niega a dar a conocer las razones precisas por las que decidió desistir en la recaudación de esos impuestos y multas.

Investigación por Alejandra Padilla
Visualización por Hugo Osorio

En el portal del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) hay un apartado de datos abiertos. Ahí es posible descargar la base de datos de personas físicas y morales a las que se les ha cancelado o condonado un crédito fiscal.

La cancelación y condonación son supuestos fiscales que implican una pausa del cobro en el primer caso, y una extinción del mismo en el segundo. Es decir, el SAT deja de intentar cobrar una deuda cancelada, pero la obligación de pagar permanece; mientras que en el caso de los condonados, el adeudo desaparece.

En ambos casos, el Estado deja de recaudar los impuestos porque el monto que le cuesta cobrar es mayor que la deuda del contribuyente o bien, como apoyo a la economía de la población. No obstante, los registros del SAT muestran que algunas de las empresas beneficiadas con estos supuestos son corporaciones acereras como Simec e Industrias CH, tiendas departamentales como Soriana, automotrices como Volkswagen y de telecomunicaciones como América Móvil y MVS.


2015 a 2017

Fuente: “Listado Créditos Fiscales Condonados”. Servicio de Administración Tributaria.

Que estas empresas hayan sido eximidas de pagar multas o impuestas genera preguntas. ¿Por qué esas corporaciones no pueden cumplir con su obligación fiscal? ¿Por qué se hacen acreedoras de multas y después solicitan ser exentas de pagarlas? ¿Por qué el SAT accede a no cobrarles millones de pesos a grandes empresas?

El SAT insiste en utilizar el secreto fiscal para no revelar en qué basa sus decisiones.  Además, el órgano desconcentrado de la SHCP solo ha hecho públicas las condonaciones realizadas entre mayo de 2015 y junio de 2017, lo que hace imposible realizar un análisis de la manera en la que este gobierno y los anteriores han condonado créditos fiscales. 

Selecciona cantidad máxima a mostrar:

En esos años, 2015 es el periodo que concentra el mayor monto: cuatro mil 578.5 millones de pesos, seguido por 2016 con mil 578.1 millones de pesos y 2017, con 567.4 millones de pesos, hasta octubre.

Luis Videgaray Caso estuvo al frente de la SHCP desde el inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto hasta el 7 septiembre de 2016, cuando fue sucedido por José Antonio Meade Kuribreña. Este último renunció al cargo el 27 de noviembre de 2017 para buscar la candidatura priista a la presidencia de la República; José Antonio González Anaya dejó la dirección de Petróleos Mexicanos (Pemex) para tomar su lugar.

En esos años, Aristóteles Nuñez Sandoval estuvo al frente del SAT. Nuñez renunció el mismo día que Videgaray, para ser sucedido por Osvaldo Antonio Santín Quiroz. Pero dentro del SAT está la Administración General de Recaudación, que fue dirigida por Lizandro Núñez Picazo hasta el 1 de enero de 2018, cuando fue nombrado titular de la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE).

Mientras se desempeñaba como Administrador General de Recaudación, Núñez Picazo explicaba que la condonación de créditos fiscales está en realidad orientada a recaudar el mayor monto posible de contribuciones. De acuerdo con el funcionario, el monto condonado es un “incentivo” para que los contribuyentes “se autocorrijan”, así lo dijo en entrevista para SinEmbargoMX en septiembre de 2016.

¿QUÉ ES EL SECRETO FISCAL?

Entre mayo de 2015 y junio de 2017, el SAT condonó seis mil 724 millones 114 mil 833 pesos a cuatro mil 576 personas físicas y morales.

Entre los 10 contribuyentes con los mayores montos condonados solo hay una persona física: Guillermo Waisburd Kretinger, quien aparece cinco veces en la lista del SAT con créditos fiscales condonados que corresponden a actualizaciones y accesorios. De acuerdo con esta base de datos, a Waisburd le fueron condonados 35.1 millones de pesos el 18 de mayo de 2016, 12.4 millones de pesos el 21 de junio de ese año y 18.3 millones de pesos el 6 de julio; el 13 de julio del mismo año hay registro de otros tres créditos condonados por 16 millones de pesos, 5.9 millones de pesos y 5.7 millones de pesos.

En total se trata de 93 millones 602 mil 525 pesos condonados en 2016 bajo el supuesto de retorno de inversiones en el extranjero.

Waisburd está en la junta directiva de Grupo Collado, empresa dedicada a la “distribución, transformación y habilitación de acero”, de acuerdo con su sitio web. La corporación es cliente de la firma panameña Mossack Fonseca desde 2012 a través de cual se encuentra “bien posicionada en la industria offshore”, de acuerdo con la investigación periodística conocida como “Los Papales de Panamá”, publicada en 2016 por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés).

52 por ciento de los seis mil 724 millones de pesos le fue perdonado a solo cinco contribuyentes: Corporación Geo (dos mil 700 millones de pesos), Simec International (395.1 millones de pesos), Industrias CH (149.8 millones de pesos), el Instituto Politécnico Nacional (141.4 millones de pesos) y la Comisión del Agua del Estado de México (126.5 millones de pesos).  

De estos cinco casos, solo el de Geo tiene una explicación: entró a concurso mercantil, lo que quiere decir que le era imposible estar al corriente con sus adeudos. Para las otras cuatro empresas (que forman parte de un universo de cuatro mil 484 personas físicas y morales, 97.9 por ciento del total de contribuyentes beneficiados), las causas por las que el SAT realizó la condonación no son claras y podrían encontrar explicación en uno de las 12 reglas contenidas en la Resolución Miscelánea Fiscal del año en que les fue otorgado el beneficio fiscal: de la 2.17.5 a la 2.17.16.

Para Fundar, Centro de Análisis e Investigación, este uso discrecional de la cancelación y condonación supone beneficios imposibles de explicar para un puñado de contribuyentes. Así lo describe la organización en su informe “Privilegios Fiscales: beneficios inexplicables para unos cuantos”, publicado en septiembre de 2016.  

Desde 2010, Fundar dirigió solicitudes de información al SAT para conocer los nombres de las personas físicas y morales a quienes les habían sido cancelado o condonado impuestos, así como las causas para hacerlo. En respuesta, la organización siempre obtuvo evasivas amparadas en el secreto fiscal, una figura legal que dicta que los datos sobre trámites fiscales deben permanecer en “absoluta reserva”.

Fundar tramitó recursos de revisión ante el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), entidad que revocó las respuestas del SAT y le ordenó hacer públicos los datos, pero eso nunca sucedió.

Finalmente, en 2016, el SAT dio a conocer una base de datos que a pesar de proporcionar más información, todavía no indicaba las motivos de las cancelaciones y condonaciones.  

A partir de estos primeros datos fue publicada la serie de reportajes #PapelesDeSHCP en el portal SinEmbargoMX durante septiembre de 2016. Un año y tres meses después, el SAT ha hecho pública una nueva base con mayor nivel de detalle, pero que todavía no es suficiente para llegar a una conclusión sobre los motivos en los que el órgano desconcentrado de la SHCP se basa para otorgar esos beneficios fiscales.

LOS MOTIVOS DE LAS CONDONACIONES, EN LA OPACIDAD

En la base de datos del SAT, actualizada hasta octubre de 2017, las causas para cancelar y condonar créditos fiscales son las siguientes:

  1. Condonación de multas, recargos y actualización por retornar las inversiones en el extranjero de los contribuyentes residentes en México y en el extranjero.
  2. Condonación de IVA y accesorios causados hasta el 31 de diciembre de 2014, por la autoaplicación por parte de los contribuyentes que cumplen con los requisitos contenidos en el Decreto por el que se otorgan medidas de apoyo a la vivienda y otras medidas fiscales, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 26 de marzo de 2015, y que hayan realizado operaciones derivadas de enajenación de suplementos alimenticios.
  3. Condonación de Multas de conformidad con el Artículo 74 del Código Fiscal de la Federación y las reglas 2.17.5 a 2.17.16 de la Resolución Miscelánea Fiscal vigente, para los Contribuyentes personas físicas o morales, a quienes cumplieron con los requisitos previstos en las reglas referidas, se emite resolución de autorización por la autoridad fiscal
  4. Condonación del IVA y accesorios causados hasta el 31 de diciembre de 2014, por la autoaplicación por parte de los contribuyentes que cumplen con los requisitos contenidos en el Decretos por los que se otorgan medidas de apoyo a la vivienda y otras medidas fiscales, publicados en el Diario Oficial de la Federación los días 22 de enero y 26 de marzo de 2015, respectivamente y cuya actividad corresponde a la construcción y enajenación de bienes inmuebles destinados a casa habitación.
  5. Condonación parcial de créditos fiscales de conformidad con el Artículo 146-B, fracciones I ó II del Código Fiscal de la Federación; regla 2.17.18 de la Resolución Miscelánea Fiscal vigente, para los Contribuyentes que se encuentren en concurso mercantil. y que cumplieron con los requisitos previstos en la regla referida, se emite Resolución de autorización por la autoridad fiscal.

73 empresas obtuvieron el beneficio de condonación bajo el primer supuesto, dos bajo el segundo, cinco bajo el cuarto, 11 bajo el quinto y una bajo el sexto. Bajo el tercer supuesto hay cuatro mil 484 créditos condonados a personas físicas y morales: 97.98 por ciento del total.

Entre las cinco, esta es la causa más ambigua, porque engloba 12 reglas de la Resolución Miscelánea Fiscal vigente durante el año en que les fue otorgado el beneficio fiscal: de la 2.17.5 a la 2.17.16.

De esta manera, no es posible saber si los créditos fueron condonados porque la empresa realizó sus declaraciones de manera errónea, porque demostró no tener solvencia económica para pagar, o por alguna otra razón.

La base de datos que ahora es pública en el sitio web del SAT contiene más detalles que las primeras relaciones entregadas a Fundar a partir de 2010, cuando la organización empezó a realizar las solicitudes de información. No obstante, la condonación de cuatro mil 500 millones de pesos en un solo año (2015) es razón suficiente para pedir más explicaciones sobre las razones para otorgar estos créditos fiscales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *