Esta semana, el presidente López Obrador aseguró haber cumplido 78 de los 100 compromisos que hizo al asumir la presidencia. Además, la Policía Federal protestó por tener que ser parte de la Guardia Nacional y el perro rescatista Chichí fue operado después de haberse lastimado las cervicales.


Los compromisos de AMLO

El lunes 1 de julio, el presidente López Obrador conmemoró el primer aniversario de su triunfo en las urnas con una tercera edición del #AMLOFest al que asistieron alrededor de 85 mil personas. 

Durante este evento, el presidente dirigió un mensaje a los ciudadanos mexicanos. El mensaje, que fue similar a un informe de gobierno, resaltó los logros de su administración durante los siete meses desde que asumió el cargo. López Obrador reconoció que no ha habido avance en salud, seguridad y economía, pero dijo estar seguro de que pronto habrá más resultados. 

También dijo que “ha trabajado con intensidad” y ha cumplido 78 de los 100 compromisos que hizo el 1 de diciembre del año pasado, al asumir su cargo. De acuerdo con el AMLÓmetro, la herramienta de Serendipia para darles seguimiento a los compromisos del presidente, solo 10 han sido cumplidos.

Una patita para Chichi

Chichí, un pastor belga de Saltillo, Coahuila, fue uno de los perros rescatistas que ayudó en las labores de rescate después del sismo del 19 de septiembre de 2017 en la Ciudad de México. 

Durante la última semana de junio, su entrenador Luis Campos dio a conocer en redes sociales que Chichí había sufrido una lesión en las cervicales que le impedía mantenerse en pie, por lo que inició una campaña de recolección de fondos para la operación. 

La campaña llegó a la meta y Chichí fue trasladado a Monterrey para ser operado. El 1 de julio, Chichí dio sus primeros pasos después de la cirugía y ahora continúa recuperándose. 

PF contra la Guardia Nacional

Dos días después de que la Guardia Nacional entrara en funciones, elementos de la Policía Federal se manifestaron en la Ciudad de México en contra de su cambio a la Guardia Nacional el miércoles 3 de julio y convocaron a un paro nacional el jueves 4 de julio. 

Integrantes de esta corporación dijeron estar en contra de ser evaluados por personal militar, vivir en cuarteles militares y pertenecer a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). Dijeron también que al notificarles que deben realizar evaluaciones para la Guardia Nacional en las instalaciones de la Sedena, son violados sus derechos laborales porque no han sido establecidas las bases para la seguridad social, médica ni los salarios que percibirán en esa corporación. 

La comisionada de la Policía Federal en la Guardia Nacional, Patricia Trujillo, intentó dialogar con integrantes de esta corporación, pero no al llegar al centro de mando en la alcaldía Iztapalapa, le gritaron “traidora” y le impidieron pasar. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *