La brecha de género también está en el fútbol mexicano: una jugadora profesional de fútbol en México con el salario más bajo gana, en promedio, 10 veces menos que un hombre en la misma situación. Además, la audiencia de los partidos de futbol femenil es una décima parte de la audiencia de la rama varonil. 

En México, la creación de la Primera División Femenil de fútbol fue aprobada en 2015 y el primer partido fue jugado el 28 de julio de 2017. A dos años de su debut, aún hay una gran brecha de género entre las mujeres y los hombres que se dedican a jugar fútbol de manera profesional. Un hombre con el salario más bajo gana 10 veces más que una mujer en la misma situación. ¿Cuánto gana una futbolista profesional en México?

Brissa Rangel, María José López y Mariam Castro son jugadoras de Primera División en el Club Puebla Femenil. Las tres empezaron a jugar fútbol desde niñas: entre los seis y los ocho años. Tiempo después, llegaron a ser jugadoras profesionales. Las tres coinciden en que este deporte es su pasión y no se imaginan haciendo otra cosa. Sin embargo, también tienen en común el no poder vivir de esta pasión. 

“Como yo vivo con mis papás, no tengo tanto problema porque si se me acaba lo que me dan (por jugar fútbol) ellos me dan”, dice Mariam. “Sí es muy limitado el sueldo, no es como que pueda darme mis lujos, pero aprendes a vivir limitada, al menos tienes un peso para comer”, dice María José. Brissa, además de jugar en el Club Puebla, es entrenadora de porteras por las tardes.

Las tres futbolistas coinciden en que, de ser hombres, ganarían más por el mismo trabajo que hoy desempeñan.

El salario anual promedio de las jugadoras profesionales de fútbol en México es de 42 mil 496 pesos, es decir, tres mil 541 pesos mensuales, de acuerdo con la encuesta “Global Sports Salaries Survey 2017” de Sporting Intelligence. Esta cifra supera solo en 463 pesos al salario mínimo del país, que es de tres mil 78 pesos al mes. 

El estudio también encontró que en el fútbol varonil, el salario más bajo en los clubes más pequeños es de 25 mil pesos mensuales, mientras que el de las mujeres es de dos mil 500. Es decir, los hombres que reciben el salario más bajo por jugar fútbol en Primera División en México ganan, en promedio, diez veces más que las mujeres en la misma situación. 

Al hablar del salario promedio, el monto para las mujeres es de tres mil 500 pesos mensuales, mientras que el de los hombres llega a los 545 mil pesos mensuales. Los futbolistas ganan, en promedio, 155 veces el sueldo promedio de una mujer que también practica el deporte de manera profesional.

En otras palabras, a una futbolista le tomaría 13 años de trabajo ganar el monto promedio que un hombre gana en un mes. Mientras tanto, un hombre gana en cuatro horas lo mismo que una mujer percibe por un mes de trabajo.

Infografía: Hugo Osorio

¿Las estadísticas de las mujeres distan mucho de las de los hombres que juegan este deporte en México? Los datos de La Liga MX dicen que no. Mientras que en el torneo varonil fueron anotados 836 goles durante el torneo 2018-2019 (apertura y clausura), en la rama femenil la cifra llegó a 792.

Durante ambos torneos, las mujeres anotaron, en promedio, 1.55 goles por partido y los hombres, 1.45 goles por partido.

Además, mientras los hombres fueron acreedores a mil 200 tarjetas amarillas y 109 tarjetas rojas, las mujeres obtuvieron 499 tarjetas amarillas y 25 tarjetas rojas.

Esto es una tarjeta amarilla cada 43 minutos en el torneo varonil y una cada 92 minutos en el femenil; mientras que los hombres obtuvieron una tarjeta roja cada 5 partidos y las mujeres, una cada 20 partidos.

¿Cuánto ganan las futbolistas en México?

Mientras que el salario promedio mensual de una jugadora de fútbol en México es de dos mil 500 pesos, para los hombres este monto es de 25 mil pesos, es decir, 10 veces más, de acuerdo con los datos de “Global Sports Salaries Survey 2017”.

Los datos publicados por Sporting Intelligence fueron obtenidos por medio de encuestas realizadas a jugadoras y jugadores de La Liga MX; esta es la única fuente pública sobre el tema. 

El estudio señala que el salario máximo que perciben las jugadoras profesionales de fútbol en México llega a ser de 19 mil pesos mensuales, mientras que los hombres en la misma situación llegan a ganar hasta 980 mil pesos mensuales. Esto quiere decir que las jugadoras profesionales de fútbol que perciben el salario más alto, ganan menos que los hombres que perciben el salario mínimo por el mismo trabajo: un hombre con el salario más bajo ganaría 25 mil pesos, mientras que una mujer con el salario más alto no llegaría a los 20 mil.

Existen casos extraordinarios, dice el estudio de Sporting Intelligence, de jugadores de fútbol en la rama varonil de La Liga MX que alcanzan un salario mensual de más de dos millones de pesos: Miguel Layún, del Club de Fútbol Monterrey, gana 4.3 millones de pesos mensuales; Giovanni Dos Santos, del club América, gana 4.8 millones de pesos al mes, y André Pierre Gignac, de Tigres, percibe 7.4 millones de pesos mensuales, de acuerdo con Fox Sports y Goal. 

“Son los retos a los que las mujeres se enfrentan”, dice María José López. “Tal vez ahorita vienes a un entrenamiento de dos horas y no puedes alimentarte bien, (pero) con base en el crecimiento vas teniendo mejores oportunidades y mejores sueldos”. Las jugadoras del Club Puebla confían en que la situación económica para las futbolistas profesionales en México mejorará, pero para que eso ocurra necesitan que su audiencia crezca. 

Las futbolistas necesitan audiencia

Tanto Brisa como Mariam y María José recuerdan que cuando empezaron a jugar fútbol, tenían que “convencer” a sus compañeros de que “una niña también puede patear un balón” y enfrentaron estereotipos como el de ser “marimachas” por entrar a un espacio en donde lo “común” es que las mujeres no participen. 

Sin embargo, esto ha cambiado con el paso del tiempo. María José dice que un compañero con el que empezó a entrenar cuando era niña, ahora está en la Primera División del Club Puebla: igual que ella. Para Mariam, el cambio lo hizo la conformación de La Liga MX femenil: 

“Toda la gente empieza a abrirse y a ver que esto (el fútbol) también lo pueden manejar las niñas. Al principio era amateur y la gente no conocía tanto, pero cuando empiezan a transmitir los partidos, la gente se empieza a empapar de esto y lo ve más normal”, dice. 

Y aunque ahora es más común ver a mujeres jugando fútbol, a este deporte en México todavía le falta audiencia. 

Durante 2019, los partidos de fútbol varonil en México han tenido una asistencia promedio de 212 mil personas, mientras que los encuentros femeniles promedian 20 mil: casi una décima parte, de acuerdo con los datos de La Liga Mx

Dicho de otro modo, mientras en los partidos de fútbol varonil los estadios tienen un aforo promedio de 57.97 por ciento de su capacidad, en los de la rama femenil el aforo apenas llega a 7.92 por ciento.

Durante el torneo actual, 327 mil personas han asistido a los partido de fútbol femenil, mientras que 3.1 millones de personas han presenciado encuentros de fútbol varonil. Es decir, el torneo femenil ha contado con 10.27 por ciento de la asistencia del torneo varonil.

La jornada siete de la rama varonil registró la menor asistencia durante este torneo: 173 mil personas; esta cifra es 53.14 por ciento de los espectadores totales del torneo de fútbol femenil. 

Y, ¿por qué es importante que la audiencia de los partidos de fútbol femenil aumente? En palabras de María José, “si ingresa gente al estadio, ingresa dinero; si hay afición, hay dinero. Es así de sencillo”.

***

TRANSPARENCIA

Global Sports Salaries Survey 2017

Estadísticas LigaMX femenil

Estadísticas LigaMX varonil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *