La semana pasada, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, preguntó por qué los medios no hablan de “hombricidios”. En este video le respondemos.

Al ser cuestionado sobre el incremento de feminicidios en Nuevo León, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, preguntó por qué los medios no hablan de “hombricidios”.

Los “hombricidios” no existen. El feminicidio es un delito tipificado en el Código Penal federal y en los códigos penales de todos los estados de la República. El hombricidio no. 

Y los feminicidios no están tipificados porque un día a algún gobernador se le ocurrió preguntar “¿y por qué no hablan de feminicidios?”

Tal vez preguntó eso para intentar insinuar que el asesinato de un hombre es igual que el de una mujer. Y sí, el término “homicidio” se refiere al asesinato de una mujer o de un hombre y en ambos casos este puede ser doloso o culposo.

Pero un feminicidio no es un solo un asesinato: es un crimen de odio y es resultado de la violencia sistémica en contra de las mujeres. 

Según el código penal federal, un feminicidio es el asesinato de una mujer por razones de género.

Solo seis de los 32 estados establecen la misoginia como una causal para identificar el homicidio de una mujer como feminicidio. Otros elementos para tipificarlo son los siguientes: que la víctima presente signos de violencia de sexual de cualquier tipo, que presente lesiones o mutilaciones degradantes, que haya denunciado violencia familiar, laboral o escolar. Pero también que su cuerpo haya sido expuesto en el espacio público y que la víctima haya sido incomunicada antes de ser asesinada. 

One Comment Add yours

  1. Avatar José Hernández dice:

    ¡Qué locura! Tengo 61 años y no conozco, ni he oído de un hombre que haya ASESINADO a una mujer por simple odio al hecho de ser mujer. Eso es realmente impensable. No existe, que yo sepa , un medidor de odio o algún método para determinar el grado de odio del cero al diez ni mucho menos que eso tenga una escala donde se establezca la peligrosidad de ese supuesto odio. Nacimos de una mujer, es decir, tenemos madre. Tenemos hermanas. Tenemos esposas. Tenemos novia. Tenemos amigas, entre otras. Si un hombre asesina a una mujer, eso no es más que un ¡ASESINATO! cualquiera que haya sido la motivación. Discrepo totalmente de la definición que le dan. Dicen que un hombre que asesina a una mujer en el seno de la familia es solo por odio, mientras que si una mujer dentro de la familia asesina a un hombre, no puede ser un hombricidio ¿por qué? ¿una mujer no puede odiar a los hombres por el hecho de ser hombre? Yo veo, incluso, que es más fácil que una mujer odie a los hombres porque haya sufrido traumas causados por un hombre y nos odie a todos injustamente por igual. Adicionalmente, la prensa y los medios izquierdistas pagados por George Soros y la élite globalista y todos sus movimientos pagados, califican todos los asesinatos de mujeres a manos de hombres como feminicidio. Pretenden separar a los hombres de las mujeres, que nos odiemos, separarnos para dominarnos más fácilmente. Muy lamentable. Es una lucha del bien contra el mal pero, ¿saben qué? EL BIEN SIEMPRE TRIUNFA. OJO, no soy fanático de nada, solo de la lógica y del sentido común, el más común de los sentidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *