Auditorías al Tren Maya revelan más de 700 mdp sin aclarar

Auditorías al Tren Maya revelan irregularidades fiscales y ambientales: no han declarado más de 700 millones de pesos. 

Auditorías al Tren Maya revelan más de 700 mdp sin aclarar

Por

4 minutos, 14 segundos

Auditorías al Tren Maya revelan irregularidades fiscales y ambientales: no han declarado más de 700 millones de pesos. 

Auditorías al Tren Maya revelaron más de 700 millones de pesos sin aclarar en la fiscalización de la Cuenta Pública de 2022. La Auditoría Superior de la Federación (ASF), revisó los recursos utilizados por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) en los siete tramos que integran el proyecto. En las 12 auditorías, se detectaron pagos indebidos, subcontrataciones y deficiencias ambientales. 

Según los 12 informes de la Auditoría, se descubrieron pagos irregulares en los siete tramos que integran el Proyecto del Tren Maya. La suma de los montos sin aclarar es de más de 700 millones de pesos. Entre ellos, se exige la aclaración de pagos por servicios que no se ejecutaron, adjudicación de contratos y pagos dobles que carecen de facturas. 

Además de los daños económicos, hay carencias en las medidas ambientales puestas en marcha para la construcción del Tren Maya. El Tramo 7, perteneciente al territorio de Bacalar y Escárcega, no está regulado por el Seguro de Responsabilidad Civil para vigilar su impacto ambiental. Asimismo, no acreditó contar con la aprobación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para la protección arqueológica. 

Los 7 tramos del Tren Maya tienen deficiencias

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) realizó 12 procesos de fiscalización al proyecto del Tren Maya. Cada tramo fue auditado y se realizó un análisis general de la Construcción de la Obra Civil y Electromecánica. 

Durante el proceso, se revelaron las irregularidades en los gastos de las plataformas y vías del Tren Maya, además de mostrar los daños ambientales y antropológicos que ha causado la construcción del proyecto. 

Además de las irregularidades por tramo, se señala que a la fiscalización de los más de 700 millones de pesos se suman los pagos en exceso de las auditorías de Obra Civil, seguimiento de construcción, supervisión ambiental y daños financieros generales. 

Entre los pagos adicionales, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) solicitó al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) aclarar el monto de 11 millones 805 mil 932.08 pesos, por ajustes indebidos en las matrices de sus contratos. 

A continuación, se muestran las principales irregularidades en los gastos del Tren Maya, clasificados por tramo:

TramoMonto por aclararIrregularidades
Tramo 1:Palenque a Escárcega (228 km)
57 millones 568 mil pesos 
Pagos en exceso.
Deficiente planeación de los trabajos.
Falta de acreditación del personal de supervisión
Tramo 2: Escárcega a Calkini (244 km) 28 millones 834 mil 854.94 pesosPagos en exceso. 
Obras que no cumplen con el control de calidad. 
Falta de aprobación y supervisión de proyectos ejecutivos. 
Tramo 3: Calkini-Izamal (172 km)65 millones 466 mil 591.89 pesosPagos en exceso de contratos de obra pública. 
Erosión de taludes. 
Desprendimiento de concreto.
Trabajos deficientes en el sistema de electricidad. 
Tramo 4: Izamal a Tulúm (257 km)327 millones 216 mil 195.71 pesos286 millones 261 mil 844.73 pesos por pagos en exceso.
15 millones 058 mil 439.70 pesos por deficiencias en el pavimento.
10 millones 445 mil 333.35 pesos por pagos indebidos en las barreras centrales.
14 millones 878 mil 054.13 pesos por deficiencias de calidad.
286 mil 261.9 pesos por insumos sin justificación.
155 mil 801.7  pesos por mano de obra sin justificación.
128 mil 342.7 pesos por construcción sin facturas.
2 mil 117.5 pesos por construcción sin facturas
Tramo 5 Sur: Playa del Carmen-Tulúm (121 km)2 millones 153 mil 824.98 pesosPlaneación de los trabajos.
Cambios en el trazado original del proyecto.
Daños financieros adicionales por obra pública.
Tramo 6: Tulúm a Bacalar (220 km)Sin daños financieros superiores, pero no cuenta con acreditaciones ambientales. Falta de acreditación del Programa de Vigilancia Ambiental. 
Falta de proyecto ejecutivo adecuado para la construcción del tramo. 
Incumplimiento de requisitos legales y normativos. 
Tramo 7: Bacalar-Escárcega (287 km)320 mil 173.1 pesosFalta de cumplimiento de medidas ambientales.
Deficiencias en la planeación y adjudicación de contratos.
Monto  de  307 mil 143.5  pesos  no  acreditados  en  los  estados  de  cuenta  del  convenio.
Diferencia de 13 mil 029.6 pesos sin factura en la cuenta.

Más recursos para las irregularidades

Entre las irregularidades, la Auditoría detectó un pago de 256 mil 099 pesos que no cuenta con comprobantes fiscales. El pago se realizó por concepto de bienes distintos a la tierra (materiales para la producción agropecuaria). 

Además hay pagos sin factura que suman 200 mil pesos en el convenio con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que sería la institución encargada de electrificar y conectar la Red Nacional de Transmisión del Tren Maya en las localidades de Yucatán y Quintana Roo. 

En la auditoría, se aclara que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) no pudo comprobar la existencia de los documentos que avalan los dos pagos por motivos de construcción. 

Los principales daños del Proyecto del Tren Maya se desglosan en la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en los siguientes rubros: 

  1. Pagos en exceso: Se detectaron pagos irregulares en el suministro de bienes materiales. Como consecuencia, no solo deben aclararse los montos, sino también pagar un excedente de intereses por incumplimiento. 
  2. Planeación deficiente:  No se contemplaron construcciones de estaciones, puentes y viaductos de los distintos tramos del Tren Maya en los contratos fiscales. Sin embargo, estas sí se consideraron en el Análisis del Costo del proyecto, por lo que no coinciden. 
  3. Falta de acreditación del personal y subcontrataciones: Se realizaron pagos indebidos a las empresas de supervisión. Además, el personal de la obra no fue debidamente acreditado y no se tiene un registro preciso de los participantes del proyecto. 
  4. Falta de cumplimiento de medidas ambientales: Los tramos 6 y 7 del Tren Maya no cuentan con supervisión ambiental del Seguro de Responsabilidad Civil ni el aval del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

¿El Tren Maya es un viaje sin destino?

Las repercusiones en la Auditoría del Tren Maya no solo muestran un excedente de gastos injustificados. El Tramo 7, que interviene los terrenos de Bacalar a Escárcega, presentó irregularidades en las autorizaciones ambientales y las recomendaciones de instituciones como el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para la protección arqueológica. 

Todos los tramos mostraron deficiencias en la construcción y el control de calidad, desde las columnas hasta advertencias generales sobre la seguridad del pavimento. 

Entre otras minutas, con la revisión del Tramo 7, se constató que la Secretaría de la Defensa Nacional no acreditó contar con el Seguro de Responsabilidad Civil para ejecutar los trabajos de construcción del tramo en Bacalar. El seguro avalaría las plataformas de la vía férrea, el suministro de materiales y los estudios o trabajos necesarios en materia ambiental y salvamento arqueológico del Tren Maya.

Asimismo, la Cuenta Pública 2022 reportó un incremento en el reporte de gastos en Turismo de 367 por ciento en relación con las declaraciones de 2021. Según la auditoría, esto fue causado por las inversiones destinadas al Tren Maya. 

Mientras el porcentaje de recursos para el Tren incrementaba, la inversión pública del sector de educación tuvo una caída de 4.4 por ciento. El Tren Maya es un viaje sin destino final. 

Serendipia es una iniciativa independiente de periodismo de datos. Puedes apoyarnos compartiendo nuestras notas, suscribiéndote en YouTube o ayudarnos de otras maneras .

Comentarios

4 comentarios en la nota: Auditorías al Tren Maya revelan más de 700 mdp sin aclarar


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


  1. Danae... dice:

    😖…💛💛💛

  2. Miguelito dice:

    ¡Más lo que se acumule!, porque todavía no lo “terminan” (todavía hace falta que se transen MUCHO MÁS, pobrecitos pejesoldaditos).
    Por cuanto a que el porcentaje de recursos para el Tren incrementa, mientras que la inversión pública del sector de educación tuvo una caída de 4.4 por ciento, ¿para que quieren inversión pública en el sector de educación, si papi pejedesgobierno va a mantener a todos su peje-hijitos? La educación es una costumbre fifí, conservadora, neoliberal, neoporfirista, enemiga del “cambio”, clasista, racista, aspiracionista, que sólo quiere afectar a Su Pejestad.