Ser víctima en tiempos de la Alerta de Género

TERCERA PARTE DE UNA SERIE | PRIMERA PARTE | SEGUNDA PARTE

Susana, Hazel, Pilar, Magda y Gabriela fueron asesinadas. A Mariana la intentó matar su pareja para quedarse con el hijo de ambos. A Aurora su esposo la golpeó durante años y ahora que se separó de él, intenta quitarle la casa en la que vive ella con los cinco hijos que tienen en común.

Las historias de estas mujeres tienen, al menos, dos características en común: fueron cometidos en estados en los que la Alerta de Género está activa y siguen impunes.

Familiares de las cinco mujeres que fueron víctimas de feminicidio relataron para Serendipia cómo fueron asesinadas sus hijas, madres y hermanas. En todos los casos, el dolor de la pérdida debe convivir con las visitas a la procuraduría, con la insistencia para conocer la carpeta de investigación, de saber qué pistas han encontrado, con la frustración de que los meses y años pasen sin que haya justicia.

Para las víctimas de violencia sexual y de género, la historia es semejante: padres que al intentar presentar una denuncia por secuestro escuchan una y otra vez que  “se fue con el novio”; mujeres que fueron golpeadas por su esposo durante años y que, cuando decidieron denunciar, tuvieron que decidir entre esperar seis horas en la procuraduría o conservar el trabajo con el que mantienen a sus hijos.

La declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) contempla capacitar a los servidores públicos en perspectiva de género, rubro en el que ha sido gastado el mayor porcentaje de los recursos públicos destinados a esta medida de emergencia. Pero la inversión de 31 millones de pesos en capacitaciones todavía no resulta en mejores condiciones para las víctimas.

A continuación son presentadas siete fichas, una por cada caso de feminicidio o violencia de género que este medio digital recopiló. Para conocer los detalles de la historia, da click en el nombre de la víctima.

Susana

Mariana

Magdalena

Aurora

Hazel

Gabriela

Pilar

***

Este reportaje fue realizado por Alejandra Padilla para Serendipia en el marco de la Iniciativa para el Periodismo de Investigación en las Américas, del International Center for Journalists (ICFJ), en alianza con CONNECTAS.

  

2 Comments Add yours

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *